Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

Nace el proyecto “Gourmet Bag” para la reducción del despilfarro alimentario en la hostelería guipuzcoana

27·07·2018


Nace el proyecto “Gourmet Bag” para la reducción del despilfarro alimentario en la hostelería guipuzcoana

El Departamento de Medio Ambiente y el Ayuntamiento de San Sebastián ponen en marcha un proyecto piloto para reducir el despilfarro de alimentos en la Hostelería, poniendo a disposición de los comensales en diferentes establecimientos de la parte vieja donostiarra, recipientes o Gourmet Bags compostables para que puedan llevarse a casa las raciones sobrantes.

 

José Ignacio Asensio: “Evitar el despilfarro alimentario tiene un gran impacto ambiental por la reducción de emisiones y es, además, una obligación social”.

 

El diputado de Medio Ambiente José Ignacio Asensio, el teniente de alcalde de San Sebastián Ernesto Gasco y el gerente de Impact Hub Donostia Xabier Arizmendi, han presentado esta mañana el proyecto piloto “Gourmet Bag” para concienciar a los comensales sobre el desperdicio de alimentos que se genera al no consumir todos los alimentos solicitados en los restaurantes.


Esta iniciativa impulsada por la Dirección de Medio Ambiente en colaboración con Ayuntamiento de San Sebastián e Impact Hub Donostia, pone a disposición de los comensales recipientes o Gourmet Bags para que puedan llevarse a casa las raciones sobrantes. Participarán, inicialmente, establecimientos de la parte vieja y del centro comercial Garbera de donostiarra comprometidos con la sostenibilidad: Gandarias, Urepel, La Muralla, Bokado de la parte vieja, el albergue restaurante Ulia y Peregrinus, la sidrería Garbera y Austrilian Korneer del centro comercial Garbera. Estos táperes fabricados con papel reciclado y aptos para el microondas, son también compostables, por lo que los usuarios, finalmente, podrán depositarlos en el contenedor marrón.

 

El diputado Medio Ambiente ha resaltado que la lucha contra el despilfarro alimentario es una “línea de trabajo” dentro de la lucha contra el cambio climático. “Si el desperdicio de alimentos fuese físicamente un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, después de China y Estados Unidos. Por ello es necesario abordar el despilfarro alimentario como un problema de primer orden”, ha declarado Asensio.

 

La campaña, además de los recipientes, consta de material informativo que facilitará a los comensales identificar los establecimientos adheridos a la campaña y comprometidos con la lucha contra el despilfarro de alimentos. Además, todos estos materiales se pondrán a disposción de los establecimientos de forma gratuita. El proyecto se prolongará hasta otoño y la valoración de los resultados se realizará mediante visitas periódicas a los establecimientos, analizando la acogida del mismo, la demanda de recipientes, el desperdicio evitado y las necesidades de los establecimientos.

 

Por su parte, el Teniente de Alcalde donostiarra ha felicitado la iniciativa, recordando que “es una práctica habitual en muchos países, no solo por lo que evitar el despilfarro alimentario supone sino porque consumidores debemos tomar conciencia de que hemos pagado por un producto que, si no consumimos al momento, tenemos todo el derecho a llevárnoslo a casa. Estoy convencido de que nuestros restaurantes, que son seña de identidad y atractivo turístico, tomarán parte activa de esta iniciativa. San Sebastián, además, tiene en marcha el Clúster Guztiona Alimentario que pone en valor el producto local y que subraya la necesidad de un consumo responsable, como el que esta iniciativa promueve”.

 

“Gourment Bag” nace ante el reto de reducir el despilfarro de alimentos, en línea con la planificación sobre la gestión de residuos urbanos del Territorio, de la economía circular y de la jerarquía de residuos. Gipuzkoa no es ajena a la problemática del despilfarro de alimentos, tal y como se expuso en la primera jornada sobre Despilfarro de Alimentos del pasado 11 de junio. El diagnóstico presentado en dicha jornada cuantificó en 123.000 toneladas las cantidades de alimentos despilfarrados en Gipuzkoa (23% correspondientes al desperdicio y 77% a pérdidas), con especial atención a los hogares y el sector HORECA como principales generadores de despilfarro.


Mientras el consumo de una gran proporción de la población mundial sigue siendo insuficiente para satisfacer sus necesidades básicas, un tercio de los alimentos producidos en el mundo son desperdiciados según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación (FAO). Ante ello, los objetivos de Desarrollo Sostenible pretenden para el 2030, reducir a la mitad el desperdicio de alimentos por habitante. El Diputado de Medio Ambiente José Ignacio Asensio, ha explicado que “nuestro Territorio no es ajeno a dicho reto y en línea a la planificación de gestión de residuos de Gipuzkoa, de la Economía Circular y de la jerarquía de los residuos, nuestro Departamento trabaja en la prevención del despilfarro de alimentos”.

Las estimaciones actuales indican que en todo el mundo se despilfarra aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen para consumo humano, con el coste económico y medioambiental que esto supone. En Gipuzkoa concretamente, se desperdician más de 120.000 toneladas de alimento al año. Por ello, la Diputación Foral de Gipuzkoa comenzó a trabajar en el año 2007 con el Banco de Alimentos de Gipuzkoa en la recogida de alimentos consumibles no comercializables denominados "último minuto” (aquellos que son perecederos pero perfectamente consumibles). Gracias a esta colaboración, durante los últimos años se han recogido y distribuido en torno a 1.000.000 de kilos de alimento cada año; además de paliar las necesidades de muchas familias guipuzcoanas, se ha evitado la gestión como residuo de alimentos perfectamente consumibles, poniendo en valor el primer nivel de la Jerarquía de residuos: La prevención.