Visor de contenido web Visor de contenido web

Actualidad

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

El programa piloto Argitu ha permitido el ahorro anual de 70.391 Kwh y se ha evitado el vertido de 32,65 Toneladas de CO2

02·11·2016


El programa piloto Argitu ha permitido el ahorro anual de 70.391 Kwh y se ha evitado el vertido de 32,65 Toneladas de CO2

  • Si esa reducción del 5,87% se generalizara a todos los hogares de Gipuzkoa, se podrían iluminar las carreteras y bidegorris del territorio durante casi tres años.
  • El CO2 no emitido a la atmósfera equivale a plantar 2.815 árboles
  • José Ignacio Asensio: “Nuestro objetivo es reducir la factura energética de los guipuzcoanos y contribuir a prevenir la pobreza energética”

El Diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha presentado las conclusiones del programa piloto Argitu, la campaña de ahorro de energía eléctrica en la vivienda que se puso en marcha hace poco más de un año y en la que han participado de forma voluntaria 400 hogares de 50 municipios guipuzcoanos. En la rueda de prensa también ha participado la coordinadora del proyecto Garbiñe Olaberria.

Asensio ha agradecido la participación en la campaña a todos los hogares de la comunidad ARGITU, a los ayuntamientos, comarcas y asociaciones ciudadanas que han colaborado, a la empresa distribuidora TOLARGI y a todo el equipo que ha contribuido a llevar a cabo esta iniciativa.

El proyecto ha consistido en la instalación de un medidor en el cuadro eléctrico de la vivienda capaz de remitir vía internet los datos de los consumos horarios de electricidad a una plataforma informática ubicada en la www.argitu.eus. Los participantes tenían acceso a esta web y en ella podían visualizar e interpretar su patrón de consumo de manera fácil y amena, asesorarse para gestionar su consumo de una manera más eficiente –ahorrar- y compartir sus dudas, hallazgos y opiniones con los otros usuarios a través de un foro dinamizado.

A través del desarrollo del proyecto ARGITU el Departamento de Medio Ambiente perseguía, principalmente:

  • Concienciar a la ciudadanía en materia de ahorro y eficiencia energética y conseguir un ahorro en la comunidad participante.
  • Poner de relieve el derecho del consumidor de energía a conocer y disponer de su dato para una adecuada toma de decisiones relativas a su consumo.
  • Conocer con detalle el patrón de comportamiento como consumidores de energía de los colectivos participantes y obtener criterios de cara al diseño de políticas de ahorro y eficiencia energética adaptadas al resto de la sociedad guipuzcoana.
  • Contribuir a prevenir la pobreza energética a través de la puesta a disposición de la ciudadanía de soluciones sencillas y accesibles

“Al inicio de nuestra legislatura, nos planteamos avanzar en una estrategia de Prevención de la pobreza energética que estamos elaborando y cuyo objetivo último es reducir la factura energética de los guipuzcoanos, en sus hogares, empresas, comercios, servicios públicos, etc, factura energética en términos de reducción del consumo, del gasto económico y de las toneladas de CO2 que emitimos”, ha explicado Asensio.

El proyecto ha tenido varias fases:

  • Creación de la plataforma informática y web
  • Captación de hogares participantes
  • Mini-auditoría de las viviendas, instalación de los medidores
  • Comprobación de recepción de los datos en la plataforma y calibrado del sistema
  • Desarrollo de la campaña de ahorro, propiamente dicha, que ha durado 1 año durante el cual los participantes han consumido su energía eléctrica teniendo como referencia sus consumos –mes a mes- del año anterior.

Los participantes han contado durante este periodo con una plataforma de utilización sencilla, un asesor energético que les ha permitido visualizar el histórico de consumos, las previsiones de consumo para el mes, así como el consumo de energía desglosado (electrodomésticos, cocina, equipos audiovisuales, iluminación, etc..

La comprensión de los elementos que componen el consumo en cada hogar facilita la reducción de ese consumo mediante la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética, sencillas y adaptadas a hogares, propuestas directamente a través de la propia web. La plataforma también permitía visualizar el consumo instantáneo que se realizaba en el hogar, de modo que el usuario podía valorar su máximo y su mínimo de demanda energética en los momentos puntas del día y si la potencia contratada era la adecuada.

Las principales conclusiones del programa son las siguientes:

Sobre la Comunidad Argitu

  • Al menos un 30% de los usuarios se ha inscrito por motivos económicos, buscando optimizar el contrato, mientras que al menos un 18% lo ha hecho por motivos de conciencia e inquietud ambiental.
  • El 83 % de las viviendas participantes se encuentran en bloques de viviendas y el 92 % del total de los hogares inscritos en el programa tienen un aislamiento deficiente.
  • El 30% de las viviendas que han participado en el programa Argitu utilizan alguna fuente de energía renovable: el 20% utiliza biomasa, el 8% dispone de placas solares térmicas, 2 viviendas utilizan energía eólica y en una vivienda tienen un sistema de geotermia.
  • Al  100% de los hogares inscritos en el programa les gustaría instalar energías renovables.

Teniendo en cuenta que para participar en el programa era indispensable contar en la vivienda con conexión a internet y que los usuarios tenían que estar habituados al uso de herramientas web, se puede afirmar que la herramienta ha llegado a un sector muy determinado de los hogares de Gipuzkoa. Además, del análisis de los datos recogidos en las mini-auditorias, se desprende que los habitantes de las viviendas participantes en Argitu, ya desde el momento de la inscripción, estaban concienciados con la temática energética, sensibilizados con la necesidad de reducir el gasto energético, bien por motivos económicos, bien por motivos ambientales u otros motivos, incluso habían puesto en marcha en sus hogares medidas sencillas de eficiencia energética (iluminación LED y de bajo consumo, electrodomésticos con etiquetas energéticas de alta/media eficiencia, instalación de regletas, etc.) . En cuanto al uso de energía proveniente de fuentes renovables, los participantes no sólo presentaban una opinión favorable en cuanto a la implantación y utilización de fuentes de energía renovables, sino que muchos de ellos ya hacían uso de las mismas.

Resultados de disminución de consumos energéticos en los hogares participantes:

  • La Comunidad Argitu, en su conjunto, ha conseguido realizar un ahorro de 5.866 Kwh al mes, es decir, un ahorro total anual de 70.391 Kwh, lo que ha supuesto un ahorro medio del 5,87% en los hogares participantes. Si lo traducimos a euros, el ahorro logrado por la comunidad ha sido de casi 11.000 euros, es decir, una media de 30 euros anuales por vivienda.
  • Si se consiguiera llegar a este porcentaje de reducción en el consumo de electricidad de todos los hogares de Gipuzkoa, con la energía ahorrada se podrían iluminar las carreteras y bidegorris del territorio durante casi tres años.
  • Debido al ahorro conseguido, se ha evitado el vertido de 32,65 Toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que equivale a plantar 2.815 árboles.
  • Si nos fijamos en los municipios que mayor número de participantes tenían en el programa, las reducciones de consumos de energía eléctrica obtenidas por la comunidad de usuarios que han participado en el programa en esos municipios han sido las siguientes: 8,13% en Azkoitia; 7,39% en Tolosa; 6,88% en Donostia;             5,50% en Orendain; 5,27% en Azpeitia.

 

Conclusiones generales

Para José Ignacio Asensio la posibilidad de visualizar y entender los datos de consumo energético del hogar, comprendiendo de este modo cuándo se producen los mayores consumos en la vivienda, facilita al consumidor tomar decisiones adecuadas que permiten disminuir la cantidad de energía consumida.

Los datos del uso de la plataforma demuestran que la plataforma web ha resultado ser una herramienta válida para los usuarios, aunque facilitar los datos de consumo energético a un grupo numeroso de usuarios utilizando para ello medidores submetering (no oficiales, instalados del cuadro eléctrico para dentro) ha resultado ser un esfuerzo no exento de complejidades.

“Este esfuerzo ha resultado provechoso por el conocimiento que sobre el sistema actual de medición del consumo de la energía eléctrica en hogares nos ha procurado y a través de nosotros al conjunto de la comunidad guipuzcoana. Medir con exactitud la energía que se consume no es fácil, pero hacerlo con el objetivo de ahorrar en los consumos, lo es menos todavía. Ahora somos mucho más conscientes de los puntos donde se debe incidir en el futuro”, ha dicho Asensio.

Para el Diputado de Medio Ambiente el principal valor obtenido de esta experiencia es la confirmación de que las instituciones públicas más cercanas a la ciudadanía pueden y deben implicarse en la prevención de la pobreza energética e impulsar políticas e instrumentos diversos y sencillos que ayuden a los ciudadanos a acceder a sus datos de consumo energético, a habituarse a interpretarlos con criterio –aunque sea muy básico- para poder reducir su factura energética, tanto en términos económicos como ambientales. Es por ello que el Departamento se encuentra diseñando su próxima campaña ARGITU de asesoría para el ahorro de energía en hogares en 2017.

El envío mensual de un boletín con consejos para el ahorro y la eficiencia energética, ha permitido al Departamento definir una línea de consejos generales para el hogar, que quiere trasladar y extrapolar a toda la ciudadanía.

Los resultados obtenidos se presentarán detallados en las VI Jornadas forales ENERGIA, que se celebrarán los próximos 9 y 10 de noviembre en el Koldo Mitxelena  y se publicarán próximamente en la web de la Dirección General de Medio Ambiente www.gipuzkoaingurumena.eus. 

La principal novedad de la  Jornada ENERGIA será la organización de la Feria de la Energía. En esta Feria abierta a todo el público, además de poder ver sistemas de ahorro, eficiencia energética y de energías renovables in situ, se celebrarán talleres dirigidos a la ciudadanía para el asesoramiento en la contratación del suministro, propuesta de medidas de coste mínimo o cero para la disminución de consumos energéticos, cómo hacer un uso eficiente de los electrodomésticos de los hogares, etc.