Visor de contenido web Visor de contenido web

Actualidad

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

Gipuzkoa impulsará políticas de prevención y mitigación con el nuevo Centro del Cambio Climático.

José Ignacio Asensio: “La prevención y la innovación son las políticas más eficaces y rentables en la lucha contra el cambio climático”. Los fenómenos meteorológicos extremos provocaron perdidas por valor de 450.000 millones de euros en Europa.

20·10·2017


Gipuzkoa impulsará políticas de prevención y mitigación con el nuevo Centro del Cambio Climático.

El Diputado de Medio Ambiente y Obras Hidráulicas, José Ignacio Asensio, ha participado hoy en Bruselas en la jornada organizada por la Agencia Europea del Medio Ambiente (AEMA), en la que se ha presentado el informe “Adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastre en Europa”. El documento analiza las herramientas más innovadoras que están empleando las autoridades nacionales, regionales y locales para abordar las amenazas relativas a fenómenos meteorológicos y climáticos.

 

El informe presentado señala que la colaboración entre los distintos niveles de la gobernanza a nivel nacional y local, las políticas de prevención e innovación son claves para disminuir los riesgos asociados a los fenómenos meteorológicos extremos, además de ser rentables por las pérdidas evitadas. Precisamente, la participación del Departamento de Medio Ambiente en la jornada está relacionada con el análisis de experiencias y modelos aplicables al futuro Centro contra el Cambio Climático de Gipuzkoa, que figura entre los proyectos estratégicos impulsados por la Diputación Foral de Gipuzkoa, en el marco del programa Etorkizuna Eraikiz.

 

El informe de la Agencia Europea del Medio Ambiente destaca que las pérdidas económicas totales provocadas por los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en los 33 países miembros de la AEMA, durante el período  1980-2016, ascienden a más de 450 mil millones EUR. La proporción más elevada de impactos económicos correspondió a las inundaciones (40 % aproximadamente), seguida de las tormentas (25 %), sequías (10 % aproximadamente) y olas de calor (5 % aproximadamente). La cobertura del seguro total para todos estos riesgos es de en torno al  35 %. Una amplia proporción de las pérdidas totales fue debida a un reducido número de fenómenos. En cuanto a las consecuencias para la salud humana, las olas de calor son las más letales, en particular entre grupos vulnerables, como las personas mayores, por ejemplo, debido al empeoramiento de las enfermedades respiratorias y cardiovasculares, acentuadas aún más por la contaminación del aire. Las inundaciones, los desprendimientos de tierras y los incendios forestales también provocan muertes, pero en menor medida que las olas de calor.