Visor de contenido web Visor de contenido web

Información útil para todos y todas para reducir el consumo de energía

En este apartado encontrarás información sobre todo tipo de temas relacionados con el ahorro y la eficiencia energética en el hogar.

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

Cómo reducir tu consumo de Stand-by

Cómo reducir tu consumo de Stand-by

En nuestros hogares hay muchos aparatos constantemente conectados a la red eléctrica que, aunque parezcan apagados, consumen energía y a veces en gran cantidad.

Según una reciente investigación realizada en 1300 casas europeas, los equipos conectados a la fuente de alimentación, apagados y no en uso, consumen el 11% de toda la electricidad que utilizamos.

Reducir e incluso suprimir dichos consumos es posible. Entra en la plataforma y sigue nuestros simples consejos que te ayudarán a bajar tu consumo de Stand-by.

Enchufes: habitualmente, los aparatos que solemos dejar en Stand-by suelen estar en las mismas habitaciones y muy próximos entre sí: en la sala de estar (TV, consolas, router, tabletas, cadena música…) o en el cuarto de trabajo / ocio (ordenador, móvil, impresora, router, discos duros...). En todos estos casos hay un aparato sencillo, seguro y de relatívamente bajo coste que es la "regleta de enchufes con interruptor". En un sólo movimiento, encender / apagar el interruptor, desconectamos todos los aparatos conectados a la regleta y ¡adiós consumos fantasmas por Stand-by!

Televisor: apaga el televisor del todo, no sólo con el mando a distancia, cuando no lo utilices durante varias horas. Acostúmbrate a apagarlo por la noche o si estás fuera todo el día. Si sólo lo apagas con el mando, el LED "piloto" quedará encendido lo que significa que está consumiendo energía.

Ordenador: Apaga el ordenador completamente (por períodos largos) o déjalo en hibernación (por períodos cortos), ya que la pantalla es el elemento que representa la mayor parte del consumo.

Móviles, tabletas, portátiles...: desconecta los cargadores, por ejemplo el del móvil, cuando no lo estés cargando o cuando su carga haya finalizado.

Y si te marchas de vacaciones, desconecta todos los equipos ... ¡excepto la nevera!