Visor de contenido web Visor de contenido web

Información útil para todos y todas para reducir el consumo de energía

En este apartado encontrarás información sobre todo tipo de temas relacionados con el ahorro y la eficiencia energética en el hogar.

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

¿Ahorras Energía con el Agua Caliente?

¿Ahorras Energía con el Agua Caliente?

El agua caliente sanitaria (ACS) se refiere al agua caliente que utilizamos en casa para nuestro consumo. Debemos tener en cuenta que existe una relación directa entre la cantidad de agua que consumimos y la energía usada para calentar el agua a la temperatura deseada. Es decir:

-¡Cuanta más cantidad de agua usemos, más energía (ya sea eléctrica, gas, gasóleo u otra) necesitamos para calentarla!

-¡Cuanta más alta sea la temperatura de uso de esta agua, más energía necesitamos para calentarla!

Te mostramos algunos ejemplos de acciones cotidianas para que puedas reducir tu consumo energético con un uso inteligente del agua caliente.

 

En el baño:

  • Si nos duchamos en vez de bañarnos, usamos menos litros de agua y además consumimos menos energía ya que tenemos que calentar menos cantidad de agua.
  • Igualmente, si cuando nos duchamos ajustamos la temperatura a 35ºC en vez de 40ºC, ahorramos energía (y dinero) sin perder confort térmico. Los grifos termostáticos permiten ajustar la temperatura a un valor constante evitando que malgastemos energía ya que así no se calenta el agua a temperaturas superiores.
  • Muchas calderas permiten ajustar la temperatura de uso (también denominada de “consigna”) del agua caliente sanitaria, consulta el manual de usuario de tu modelo para saber cómo hacer el ajuste.

 

En los grifos:

  • Los reductores de caudal, se colocan en los grifos y mezclan aire y agua, reduciendo la cantidad de agua pero permitiendo mantener el confort. Se pueden colocar en los grifos de la cocina, baños, lavadero, y pueden llegar a reducir el consumo del agua hasta un 50%.

 

En la cocina:

  • Intenta cocinar con la cantidad justa de agua cuando llenes los recipientes para hervir lo alimentos.
  • El agua llegará a hervir antes si cierras los recipientes, así puedes reducir el tiempo de cocción. El uso de ollas a presión también reduce el tiempo de cocción.

 

Usando la lavadora y el lavavajillas:

  • Siempre que puedas lava la ropa y la vajilla a baja temperatura.  Ajusta la temperatura de la lavadora a 40ºC en vez de 60ºC. Si la ropa no está muy sucia, lava a 30ºC. ¿Sabías que la mayor parte de la energía consumida por estos aparatos es para calentar el agua?
  • Aprovecha los programas especiales (eco, media carga…) que ofrecen las lavadoras y los lavavajillas actuales. Por ejemplo, los programas eco, aunque sean más de mayor duración pueden suponer un ahorro de hasta el 50% en energía y agua con respecto a otros programas, debido a que, precisamente, prolongan el tiempo de lavado para poder trabajar a menores temperaturas y reutilizando el agua de lavado y aclarado.
  • Consulta los manuales de usuario de tus  aparatos, la mayoría contienen una tabla en la cual se especifica el consumo energético y de agua de cada programa, con estos datos sabremos seguro cúal es el programa más eficiente.