Visor de contenido web Visor de contenido web

Información útil para todos y todas para reducir el consumo de energía

En este apartado encontrarás información sobre todo tipo de temas relacionados con el ahorro y la eficiencia energética en el hogar.

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

Cómo recargar el coche eléctrico en el garaje de casa

Cómo recargar el coche eléctrico en el garaje de casa

Tanto la red nacional de puntos de recarga para VE como la existente en el País Vasco no son muy extensas, os comentábamos en julio que existen unos 60 puntos entre públicos y privados a nivel de Euskadi, aunque la normativa del Gobierno estatal de finales de 2014 establece la obligatoriedad de que los parking públicos colectivos dispongan de un punto de recarga por cada 40 plazas de aparcamiento (R.D. 1053/2014, que aprueba una nueva Instrucción Técnica Complementaria (ITC) BT 52 "Instalaciones con fines especiales. Infraestructura para la recarga de vehículos eléctricos").

De acuerdo, pero necesito instalar un punto de recarga en mi vivienda, ¿Qué opciones tengo? En el sector residencial nos encontramos con dos situaciones: viviendas unifamiliares con garaje y enchufe/s cercanos y viviendas multifamiliares sin enchufes cercanos o en caso de que los haya son comunitarios (incluso los situados en garajes cerrados suelen estar conectados al contador eléctrico de la comunidad).

-Tengo garaje propio en una vivienda unifamiliar: siempre que el cable de alimentación que incluya el fabricante disponga de un conector de este tipo, un enchufe convencional (denominado Schuko) bastaría para recargar el VE sin necesidad de mayor inversión, siempre que la potencia contratada en la vivienda admita la carga (suele ser de 2,3 kilovatios de potencia y 10 amperios de intensidad). Pero la solución más recomendable es colocar en el garaje un punto mural de recarga que permita alimentar el vehículo de forma más rápida, 16 amperios de intensidad y 3,6 kilovatios de potencia, reduciendo el tiempo de recarga.

La instalación de este punto de recarga debe realizarla un instalador eléctrico autorizado, que efectúe la instalación bajo normativa (Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (REBT)), redacte los boletines necesarios y se encargue de los trámites administrativos obligatorios ante la administración, en su caso, y ante la comercializadora de referencia, si hubiera que incrementar la potencia contratada. El coste total de esta intervención suele rondar los 1.000 - 1.500 € (coste del punto de recarga más la instalación).

 

-Tengo plaza propia de garaje en un bloque multifamiliar con garaje colectivo: en este caso va a ser imprescindible colocar un punto de recarga mural (o de pie si tiene espacio suficiente) por parte de un instalador autorizado. Es necesario además comunicar, por escrito y previo a cualquier intervención, bien al presidente o administrador de la comunidad de que se va a proceder a esta instalación (Ley 19/2009, medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios, modifica la 49/1960, de Propiedad Horizontal para permitir la instalación de puntos de recarga en plazas individuales de garajes comunitarios).

Ahora tienes 3 opciones para llevar el suministro eléctrico hasta el punto de recarga:

 

1. Desde el cuadro eléctrico general de nuestra vivienda hasta la plaza de garaje: el coste en mano de obra y cableado puede resultar disuasorio en caso de vivir en plantas altas.

2. Desde nuestro contador (digital) hasta la plaza de garaje: el contador habitualmente suele encontrarse en el cuadro de contadores, en la misma planta baja o planta de garaje, por lo que esta poción resulta menos costosa en mano de obra y cableado.

En ambos casos estarás vinculando el punto de recarga al mismo contrato eléctrico que dispongas para tu vivienda.

3. Hacer una derivación desde el contador digital comunitario del garaje hasta nuestro punto de recarga: esta opción tiene dos condicionantes, el primero es que la comunidad debe aprobar la instalación, segundo que debe colocarse un contador adicional que permita monitorizar el consumo, debido a la recarga del vehículo, para que la comunidad pueda facturarnos el coste económico correspondiente.

 

Pero, ¿y si quiero tener un contrato de suministro independiente para el VE?

Esta es la opción más costosa para el usuario ya que además de los costes materiales del punto de recarga y mano de obra de instalación hay que añadir los gastos bimensuales derivados de un nuevo contrato: alquiler de contador, peajes por potencia, impuestos, etc. Tiene una ventaja indiscutible y es la poder contratar la tarifa eléctrica regulada (PVPC) especialmente pensada para VE (2.0 DHS) conocida como súper valle y que tienen precios bajos para la recarga en horas nocturnas (entre 3 - 6 céntimos € el kilovatio hora en 2016).

La alternativa que más se está extendiendo es la de contratar el servicio de recarga con un gestor autorizado (ejemplo IBIL). Éste se encarga de realizar el estudio técnico de la instalación, asume toda la inversión económica (bajo ciertas condiciones) y se ocupa de realizar los trámites administrativos necesarios a cambio de diversas tarifas planas de suministro eléctrico y alquiler de servicios de recarga. Tiene la ventaja indiscutible de que permite recargar en los puntos públicos que el gestor tenga disponibles por todo el país, para no depender únicamente de la recarga en la vivienda si te desplazas en trayectos medios.

Al igual que para la compra de VE existen subvenciones, para los puntos de recarga, en aparcamientos de viviendas, la administración (a través del Ente Vasco de la Energía) también ayuda económicamente con una aportación de 500 € por punto.