Visor de contenido web Visor de contenido web

¿Qué es la AL21?

La Agenda Local 21 o Agenda 21 Local es un proceso de planificación estratégica de un municipio o comarca para encaminar su desarrollo hacia la sostenibilidad económica, social y ambiental y cuyos objetivos se definen mediante el acuerdo entre las autoridades municipales y la población local.

Su origen se encuentra en el Programa 21 de las Naciones Unidas, un vasto plan de acción para la consecución de un desarrollo sostenible a ser implementado a escala global, nacional y local, aprobado en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro de 92. El Programa 21 establece en su capítulo 28 que “para 1996, la mayoría de las autoridades locales de cada país deberían haber llevado a cabo un proceso de consultas con sus respectivas poblaciones y haber logrado un consenso sobre un "Programa 21 local para la comunidad”.

La AL21, por tanto, contempla la elaboración de un plan de acción municipal entre las autoridades locales y los/las vecinos/as de un municipio para emprender el desarrollo sostenible del mismo. El plan estratégico resultante es lo que se denomina Plan de Acción Local (PAL).

El Programa 21 no cuenta con procedimientos concretos de elaboración y seguimiento de los planes de acción locales y permite la consecución de sus determinaciones a través de una gran variedad de metodologías. En Gipuzkoa, la mayor parte de los procesos de agenda se han diseñado conforme a la Guía europea para la planificación de las agendas 21 locales del ICLEI, que han sido desarrollados a su vez por IHOBE a través de varias publicaciones.

Según el esquema metodológico establecido en dichas guías, la implantación su implantación se inicia con una fase previa de motivación, formación y adopción del compromiso de desarrollar el proceso de AL21. Posteriormente se realiza un diagnostico de la realidad municipal en sus componentes ambiental, social y económica y, a partir del mismo, se elabora un plan de acción local (PAL), contando con la participación de la ciudananía y agentes afectados y/o con responsabilidades en la ejecución del plan.

Una vez consensuado y aprobado el plan de acción local para la sostenibilidad, se ejecutan las acciones planificadas, en función del grado de prioridad de cada una de ellas, a la vez que se realiza el seguimiento, tanto de la ejecución del plan como de su efectividad en la consecución de los objetivos establecidos.

Una vez agotado el PAL, bien por la ejecución de la mayor parte de sus acciones, bien por pérdida de vigencia del mismo, se procede a su revisión y a la aprobación de uno nuevo.

Con independencia de la metodología concreta que se aplique para su desarrollo, una AL21 de calidad debe ser estratégica en los objetivos, participativa en su formulación y seguimiento, transparente en su ejecución e integrar las diferentes políticas sectoriales que desarrolla el ayuntamiento.

En definitiva, la Agenda 21 no es “plan ambiental” tal y como se ha entendido muchas veces, sino una herramienta para la gobernanza local y la consecución de un desarrollo más sostenible, mediante la integración de la política ambiental con el resto de políticas municipales.

Distribución temática de las acciones planificadas en los PAL evaluados en Gipuzkoa en 2014