Visor de contenido web Visor de contenido web

Situación de la AL21 en Gipuzkoa

Las Agendas 21 Locales han tenido una implantación casi general en Gipuzkoa, ya que los 88 municipios que constituyen el Territorio Histórico han iniciado, en algún momento un programa propio de AL21 y, 84 de ellos, además de dos comarcas, han aprobado un plan de acción (PAL) para la sostenibilidad local. El mayor impulso a la AL21 se dio en Gipuzkoa entre los años 2002 y 2008, periodo en el que se aprobaron la mayor parte de los PAL y, a pesar de que el desarrollo posterior que han tenido los procesos AL21 ha sido desigual, 57 municipios cuentan actualmente con AL21 con diversos grados de vigencia y dinamismo. Mientras que en algunos pueblos la AL21 ha llegado a constituir un elemento central o, al menos, importante de los elementos que conforman la planificación y gestión municipal, en otros se detecta un abandono paulatino de la herramienta y la marca de la AL21.

Aproximadamente, una cuarta parte de los municipios del Territorio realiza una gestión activa y específica de su AL21 y han revisado su planificación, dando paso, en general, a planes de acción más elaborados y de mayor calidad que los de la primera generación. En estos municipios la revisión del PAL ha supuesto la reafirmación del compromiso con la AL21 y la participación de agentes y departamentos del ayuntamiento que hasta el momento no se sentían participes del proceso. En general, este grupo de municipios realizan labores periódicas de seguimiento de la implantación de los PAL, publican los resultados de dicha evaluación y cuentan con una persona designada para la coordinación de la AL21.

Por el contrario, cerca de un tercio de los municipios no realiza actualmente un uso activo de la AL21, a pesar de que la mayoría de ellos cuentan con planes de sostenibilidad aprobados por los respectivos plenos municipales.

En el resto de localidades, los procesos de  AL21 se encuentran en una situación intermedia, ya que mantienen cierta actividad en torno a su AL21 pero ésta no desempeña un papel significativo en la planificación o la participación de las políticas municipales.  Un aspecto que condiciona la continuidad y vitalidad de los procesos de AL21 en gran parte de estos pueblos es la elevada edad de sus Planes de acción local. La falta de actualización del PAL condiciona su utilidad como herramienta de planificación para alcanzar los objetivos la sostenibilidad o como instrumento de gestión y participación de los asuntos públicos.

Por otra parte, existe una relación directa entre la existencia o no en el ayuntamiento de una persona asignada para la coordinación técnica de la AL21 y la vitalidad del proceso, ya que en ausencia de personal técnico encargado de su la implantación, seguimiento y actualización, las AL21 tienen a perder paulatinamente centralidad y presencia en la actividad municipal.

Año de aprobación de los Planes de acción local en vigor (2015

 

Municipios con personal técnico coordinador de AL21 en función del número de habitantes

Los factores de fondo que condicionan y han impedido, a veces, que la AL21 se haya podido desarrollar y desplegar sus potencialidades como herramienta son diversos y complejos. Abarcan aspectos tales como la existencia de lagunas en la planificación de las políticas públicas, las dificultades  y resistencias a hacer participes a la ciudadanía de dichas políticas, la rigidez y estanqueidad de las estructuras administrativas, aspectos metodológicos o  diferencias de enfoque en cuanto a escalas temporales de trabajo entre el conjunto de agentes responsables de la implantación y desarrollo de las AL21. La superación de estos condicionantes y el desarrollo de una AL21 de calidad exigen, además de la integración de la política ambiental en el resto de políticas, la reforma de la gobernanza pública y de las rutinas administrativas en la escala local.