Visor de contenido web Visor de contenido web

Actualidad

Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Atrás

El Departamento de Medio Ambiente pone en marcha una iniciativa de lucha contra el despilfarro alimentario en Gipuzkoa

13·10·2017


El Departamento de Medio Ambiente pone en marcha una iniciativa de lucha contra el despilfarro alimentario en Gipuzkoa

La primera actuación será un estudio que se realizará conjuntamente con Impact Hub Donostia a través de un diagnóstico específico del despilfarro en Gipuzkoa, pudiendo así conocer la realidad del territorio en dicha materia.

Se llevará a cabo también una segunda actuación llamada “Saving Food” en colaboración con la Universidad de Deusto. Este proyecto piloto analizará e implantará una recogida de alimentos cocinados en el sector de la hostelería guipuzcoana.

José Ignacio Asensio: “Gracias a las dos iniciativas que impulsa el Departamento de Medio Ambiente, Gipuzkoa se situará una vez más como un territorio ambiental, social y económicamente sostenible; y dispondrá de políticas activas en la lucha contra el cambio climático”.

El Diputado de Medio Ambiente José Ignacio Asensio ha presentado esta mañana las acciones de lucha contra el despilfarro alimentario que el Departamento de Medio Ambiente pondrá en marcha este mes de octubre. Han asistido también a la presentación Josune Razkin, Presidenta de Impact Hub Donostia, y Ainhoa Alonso, Responsable de Unidad de Deustotech-Energy. La primera de las dos actuaciones será un estudio que se realizará conjuntamente con Impact Hub Donostia y la segunda, llamada “Saving Food”, un proyecto piloto que se llevará a cabo en colaboración con la Universidad de Deusto y con la participación de varios agentes. Han acudido a la presentación los siguientes: Izaskun Laskurain, Técnico de Calidad y Medioambiente de Ausolan; Nuria Vegas, Directora del Centro Comercial Garbera; Kino Martínez, Secretario General de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Gipuzkoa; Maite Valmaseda, Directora de la Federación Mercantil de Gipuzkoa y José Manuel Pineda, Presidente del Banco de Alimentos de Gipuzkoa.

“Gracias a las dos iniciativas que impulsa el Departamento de Medio Ambiente, Gipuzkoa se situará una vez más como un territorio ambiental, social y económicamente sostenible; y dispondrá de políticas activas en la lucha contra el cambio climático”, ha declarado Asensio.

Las estimaciones actuales indican que en todo el mundo se despilfarra aproximadamente un tercio de los alimentos que se producen para consumo humano, con el coste económico y medioambiental que esto supone. En Gipuzkoa concretamente, se desperdician cerca de 120.000 toneladas de alimento al año. Por ello, la Diputación Foral de Gipuzkoa comenzó a trabajar en el año 2007 con el Banco de Alimentos de Gipuzkoa en la recogida de alimentos consumibles no comercializables denominados "último minuto” (aquellos que son perecederos pero perfectamente consumibles). Gracias a esta colaboración, durante los últimos años se han recogido y distribuido en torno a 800.000 kilos de alimento cada año; además de paliar las necesidades de muchas familias guipuzcoanas, se ha evitado la gestión como residuo de alimentos perfectamente consumibles, poniendo en valor el primer nivel de la Jerarquía de residuos: La prevención.

El Diputado Medio Ambiente ha resaltado que la lucha contra el despilfarro alimentario es una “línea de trabajo” dentro de la lucha contra el cambio climático. “Si el desperdicio de alimentos fuese físicamente un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, después de China y Estados Unidos. Por ello es necesario abordar el despilfarro alimentario como un problema de primer orden”, ha declarado Asensio.

Actuaciones contra el despilfarro alimentario

El Departamento de Medio Ambiente realizará dos actuaciones para luchar contra el despilfarro alimentario en Gipuzkoa. La primera actuación será un estudio y la segunda un proyecto piloto. Las acciones empezarán a emprenderse este mes de octubre y marcarán la hoja de ruta de los años 2017, 2018 y 2019.

  • La primera actuación será un estudio que se realizará conjuntamente con Impact Hub Donostia (Cooperativa sin ánimo de lucro dedicada a proyectos innovadores para la transformación social), a través de un diagnóstico específico del despilfarro en Gipuzkoa, pudiendo así conocer la realidad del territorio en dicha materia: “Descripción del despilfarro en el sistema alimentario de Gipuzkoa y su posible impacto en el colectivo más sensible al hambre en el territorio. Desde una perspectiva de Economía Circular e Innovación Social”.

Este estudio pretende dar respuesta a las recomendaciones que desde la Unión Europea se están haciendo en el informe “Cerrar el círculo: un plan de acción de la Unión Europea para la Economía Circular”. Este informe pone el foco en la importancia de considerar todos los residuos generados a lo largo de la cadena de valor: durante la producción y la distribución, en tiendas, restaurantes, establecimientos de comida para colectivos y en los hogares. Asimismo, señala que es un problema global y que se debe analizar como tal, pero que también ha de analizarse desde lo local para aprovechar el desperdicio y poder paliar el hambre en nuestro entorno más cercano. Dentro de esta necesidad el presente estudio supone un paso adelante para avanzar en la compresión del problema y trabajar para lograr la disminución del despilfarro y el hambre en el territorio de Gipuzkoa.

 

  • La segunda actuación será un proyecto piloto llamado “Saving Food” que se llevará a cabo junto con la Universidad de Deusto. También participarán en dicho proyecto el Banco de Alimentos de Gipuzkoa, Asolan (como empresa representativa de catering en comedores escolares y empresas), el Centro Comercial Garbera, la Federación Mercantil de Gipuzkoa y la Asociación de Hosteleros guipuzcoanos.

El proyecto piloto “Saving Food” analizará, y en su caso, implantará una recogida de alimentos cocinados en el sector de la hostelería. En un principio se desarrollará en dos zonas de Gipuzkoa (las cuales se decidirán en la primera parte del estudio), pero el objetivo final es poder replicar y expandir el proyecto a todo el territorio incluyendo el mayor número de donantes, para que Gipuzkoa se convierta en un territorio modelo en la lucha contra el despilfarro alimentario. Cada vez son más las personas que solicitan alimentos cocinados al Banco de Alimentos debido a las dificultades que tienen para hacer frente a las necesidades energéticas.

Para el desarrollo del proyecto (durante los años 2017, 2018 y 2019), está previsto realizar una herramienta digital que permita conectar toda la red de hostelería con el Banco de Alimentos, a través de aplicaciones (“Apps”) y similares.